No todos los eyaculados son iguales.

Hay algunos que presentan mayor proporción de espermatozoides con formas anormales, que impedirán su función a la hora de fecundar el ovocito y generar un embrión. La forma en que la proporción de formas anormales espermáticas de un eyaculado influye en el resultado de fertilidad y prolificidad depende directamente de la concentración espermática en la dosis, pero no únicamente. Hay espermatozoides defectuosos que pueden “secuestrar” ovocitos, y provocar la pérdida de embriones, lo cual bajará la prolificidad y a veces hasta la fertilidad. Esto no se compensa incrementando la concentración espermática en la dosis.

En AIM Ibérica, la marca de inseminación de Topigs Norsvin, conocemos con exactitud la relación entre prolificidad, formas anormales espermáticas en la dosis, y concentración espermática. Más de medio millón de resultados de inseminaciones anuales en pureza en grajas de Topigs Norsvin se cruzan con los resultados de calidad de sus eyaculados anualmente. Sabemos que, si el eyaculado supera ciertos límites en sus formas anormales, debemos descartarlo, porque de lo contrario afectará a la prolificidad, independientemente de su concentración en dosis. Quizá no afecte lo suficiente como para detectarlo en una heterospermia, o en un lote pequeño de inseminaciones, pero definitivamente el descenso será relevante en la vida reproductiva del animal. Por eso AIM Ibérica no incrementa la concentración, ni mezcla eyaculados sub-fértiles con otros eyaculados en heterospermias que resultarán levemente sub-fértiles. Ese macho, simplemente, se descarta como reproductor para su granja.

AIM Ibérica: máximo rendimiento de los mejores machos, sin riesgo reproductivo, y con sanidad certificada