Seleccionados para ser más resistentes al PRRS – Topigs Norsvin

 

Los sistemas de producción modernos se enfrentan a continuas situaciones de riesgo sanitario y debemos hacer frente a estos desafíos tratando de minimizar el impacto de estos en nuestra producción.

Las empresas de genética desempeñan un papel fundamental para hacer frente a este reto, e incluir objetivos de selección orientados a mejorar la capacidad natural de nuestros animales de enfrentarse a desafíos ambientales y sanitarios dentro de un programa de selección equilibrado es la clave.Entre las diferentes patologías que afectan a las explotaciones, el Síndrome Reproductivo y Respiratorio Porcino (PRRS) es la de mayor impacto económico, son varias las causas que explican dicho impacto entre las que destacan que puede afectar a todas las fases productivas, es difícil de controlar y que no existen, en la actualidad, medidas de control plenamente eficaces.

Genética y resistencia a PRRS

En diferentes pruebas experimentales (Boddicker y cols, 2012,2013; Dunkelberger y cols, 2017) el análisis del genoma (GWAS; Genome-Wide Association Study; que relaciona la información genética con los datos resultados fenotípicos con el fin de identificar regiones del cromosoma asociadas a caracteres de interés) ha revelado la existencia de marcadores asociados a una mayor resistencia natural frente al PRRS. Ejemplo de esto es el marcador (WUR SNP) para resistencia natural al PRRS que Topigs Norsvin introdujo en sus objetivos de selección recientemente.

En diferentes pruebas experimentales se ha demostrado que los animales con el genotipo favorable para este marcardor (WUR) mostraban mayor resistencia frente al PRRS como resultado de una menor carga viral así como un mayor crecimiento de los animales cuando se enfrentaban al desafío de la infección.

Pruebas de campo

Dos pruebas independientes realizadas recientemente por uno de los principales integradores de los Estados Unidos han puesto de manifiesto la contribución de la genética en la capacidad de los animales de hacer frente a las infecciones por PRRS así como los enormes beneficios económicos para el productor derivados de esta resistencia. Las pruebas enfrentaron cerdos procedentes de una misma granja, descendientes del finalizador TN Tempo frente a descendientes del finalizador líder actual de mercado en Estados Unidos. La prueba inicial se realizó en condiciones de salud convencional (PRRS Positivo), y en una segunda prueba se realizó una infección experimental con PRRS durante el periodo de cebo (ver Tablas 1 y 2).

Especialmente llamativos fueron los resultados observados en condiciones de infección experimental, donde destacaron la más que notable diferencia en la mortalidad observada en la descendencia de TN Tempo (60% menos) frente a la competencia.

La menor mortalidad unida a una recuperación más rápida tras la infección, traducida en un crecimiento más rápido y una mejor conversión, supone un enorme beneficio para el productor.

En conjunto, en esta prueba, el mejor rendimiento de la descendencia del TN Tempo condujo a un beneficio extra de más de 8 € frente a la competencia (Tabla 1)

Clicar en las tablas para verlas con más definición

Pero el beneficio económico no es el único aspecto a considerar. La producción de animales más robustos tiene otros beneficios añadidos como son la reducción en el uso de antibióticos y el mayor bienestar de los animales derivado de la menor presencia de animales enfermos o débiles, aspectos que cobran cada vez mayor importancia.

Topigs Norsvin continúa invirtiendo en su programa de selección para resistencia natural frente a diferentes enfermedades, así como rusticidad general para la máxima producción en condiciones de desafío ambiental. Estas son claves para una producción porcina más saludable y sostenible.